La douceur angevine

La douceur angevine, la “dulzura de vivir en Angers”, es célebre en toda Francia; no en vano, esta población (155.000 habitantes, la ciudad; 335.000, el área urbana), situada a unos setenta kilómetros del Atlántico y a la orilla de un Maine que desemboca en el vecino Loira, pasa por ser la más agradable del país. Por su clima, por su belleza, por la variedad de posibilidades de trabajo que ofrece o por la calidad de la gama de estudios Angers, ha sido plebiscitada por los franceses como su ciudad ideal. Pero…, pero detrás del paraíso está el infierno, un infierno cuyos detalles son expuestos con detalle estos días en el Palacio de Justicia del mismo Angers, en un caso que implica, como presuntos culpables, a 39 hombres y 27 mujeres, y como víctimas a 45 menores. Menores que, en el momento de los hechos, tenían entre 6 meses y 12 años. Todos violados o agredidos sexualmente. Por sus padres. Por sus madres. Por los abuelos y los conocidos de la familia. Prostituidos por un cartón de tabaco, una botella de alcohol o unas pocas monedas.

Seguir leyendo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s